El cuento de la princesa Kaguya: una joya de la animación hecha a mano

January 29, 2018

 Quienes me conocen saben que mi estudio favorito es Studio Ghibli, quien ha hecho películas como "Mi vecino Totoro", "El viaje de Chihiro" y "El castillo ambulante de Howl". Son películas bellísimas que hablan de mundos mágicos y maravillosos, y la gran mayoría de ellas están dirigidas por Hayao Miyazaki. Sin embargo, hoy no hablaré de Miya-san (ya será para otra ocasión), sino de Isao Takahata o, como cariñosamente lo llaman, Paku-san, y su última película "El cuento de la princesa Kaguya".

 

Esta película tardó unos 8 años en hacerse, se creó un estudio aparte para hacerla ya que se trabajaba bajo una nueva forma de producción, y fue un fracaso en taquilla, lo cual le ocasionó a Studio Ghibli grandes pérdidas. En palabras de Toshio Suzuki, el productor de Studio Ghibli "juró nunca más hacer una película de ese tipo". Lo cual, para mí, realmente es una tragedia.

 

¿Por qué harían una película así? ¿Por qué un estudio como Studio Ghibli que tiene tan delimitado su tipo de trabajo se arriesgaría en un proyecto de tal magnitud? Ese fue el deseo del director, Isao Takahata, quien estudió literatura francesa en la Universidad de Tokio y luego entraría a Toei Animation a ser asistente de dirección y hacerse muy amigo de Hayao Miyazaki. Paku-san es uno de los directores más respetados en el medio en Japón y Studio Ghibli estaba dispuesto a hacer lo que él quisiera mientras que dirija otra película. Takahata quiere expresar el dibujo vivo, en sketch, dibujo no acabado como forma de arte que expresa su mensaje principal: la memoria. Quiere que la animación siga exactamente el diseño de los storyboards, lo cual genera un gran reto para la compañía.

 

Homemcr.org

 

Y es que Kaguya trata de eso, la memoria; que es recordar, que es olvidar, que importante es la memoria en la vida para el ser humano para entender y sentir sus emociones más intensas. Porque Kaguya no es humana, es una princesa que viene de la luna y renace de un bambú en la tierra, quien vive y siente la alegría y el dolor como cualquier ser humano. Su historia proviene de un cuento japonés muy antiguo del siglo X llamado "El cuento del cortador de bambú".

 

Aquí les dejo el trailer para que puedan ver este maravilloso uso de la técnica sketch, todo hecho a mano como si fuera un boceto no acabado y unos fondos bellísimos en acuarela. Es japonesa en toda su esencia, tradicionalmente japonesa, lo cual es raro de ver en la industria del anime en Japón:

 

Studio Ghibli

 

Cada vez que veo el trailer original japonés me emociono muchísimo. Apenas vi la estética del trailer hace unos 6 años me quedé obsesionada con ver la película acabada, esperando un mes que por fin anunciaran su estreno. La esperé bastante tiempo hasta que por fin la pude ver en el Spark Animation Festival en Vancouver, Canadá y quedé más que conmovida. En esa época estaba en la producción de mi primer corto de animación Little Goddess y podría decir que me influenció en más de un aspecto.

 

Tal vez sea porque me hace recordar a mi familia, a mi niñez, a mi amor por la mitología. O por la comedia del día a día, las exageraciones sobre la nobleza de la época, la búsqueda de la identidad y la memoria, y el placer estético. O simplemente porque sí. No importa la razón, esta película siempre me mueve y, junto a "El viaje de Chihiro", son las películas que más significan para mí de todas las que he visto hasta ahora. Creo que es porque son películas que veo en distintas etapas de mi vida y me hacen entender y sentir distintas cosas, dependiendo de lo que estoy viviendo en el momento. Para mí, eso es lo más valioso.

 

Studio Ghibli

 

Si no la han visto, ¡¿qué esperan?! Me cuentan qué tal les pareció cuando la vean.

 

 

¡Les mando un abrazo!

 

MJ

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Nueva hoja calendario para Abril

April 2, 2018

1/2
Please reload

Entradas recientes

March 16, 2018

February 19, 2018